San Andrés

top_sanandres

Pueblo de San Andrés

San Andrés, pueblo que se levanta en la parte baja de un amplio valle de la vertiente sur del Macizo de Anaga, al noreste de la isla y de la capital municipal, y ocupa una superficie de 209.152km², siendo el núcleo más extenso y poblado de cuantos tiene el distrito de Anaga.

pueblo (9)

San Andrés ha tenido numerosos nombres a lo largo de su historia. Así, los guanches llamaban a los dos valles fotoque conforman San Andrés “Abicoré” e “Ibaute”, siendo los actuales valles del Cercado y de Las Huertas respectivamente. Ya tras la llegada de los castellanos, el valle pasó a ser llamado en los primeros años como Valle de las Higueras (por la abundancia de las mismas), Valle de Las Higueras y de Los Sauces, Valle de Salazar (por los dueños datados en la zona) y Valle de San Andrés (por ser los Salazar devotos del santo) indistintamente. Finalmente prevalecería el nombre actual de San Andrés. No obstante, durante la primera mitad del siglo XX también fue conocido como “San Andrés de las Ollas”, por la importante producción de piezas de barro.

Este pueblo destaca por tener un carácter tanto marinero como rural, aunque se lo conoce más por la primera faceta.

pueblo (7)

Entre 1813 y 1850 San Andrés fue un municipio independiente que incluía prácticamente la mitad del macizo de Anaga. Desde su origen, San Andrés contó con alcalde pedáneo, con independencia administrativa y judicial.

El gentilicio del pueblo es lagartero, aunque más formalmente es sanandresero.

Dentro de los personajes históricos de San Andrés no podría faltar Diego de Ibaute y su familia. Los Baute (apellido aún muy vivo en la localidad) eran guanches que consiguieron tierras en el repartimiento y que habían sido de la nobleza de Anaga antes de la conquista.

pueblo (8)

 

Canción Popular de San Andrés

San Andrés lindo y pesquero

el de las blancas casitas,

que se miran luminosas allá por las Teresitas.

Si las sirenas supieran

donde se esconde un lucero,

quedarían para siempre en mi barrio marinero.

¡Viva San Andrés y los pescadores!

¡Viva mi morena, ramito de flores!

Que yo tengo un barco

valiente y ligero.

¡Qué viva mi barco,

mi barco velero!